Rollitos vietnamitas fritos, receta fácil original

Los rollitos vietnamitas fritos son muy fáciles de preparar, pues con unos pocos ingredientes obtenemos un delicioso primer plato o aperitivo muy crujiente y lleno de sabor. Estos rollitos fritos típicos de vietnam, a pesar de no ser tan conocidos como los rollitos de primavera chinos, son absolutamente deliciosos. Conocidos como «Cha Gio» o «Nem Ran» según si visitamos la zona Sur o Norte de Vietnam, se envuelven en papel de arroz.

Puede que alguna vez hayas visto o probado los rollitos vietnamitas fríos (conocidos como «Goi Cuon»), pues aunque también se envuelvan en papel de arroz, el sabor y la textura final es completamente diferente. Suelen ser mucho más conocidos que los rollitos «de primavera» en su versión vietnamita, yo personalmente los probé por primera vez cuando viajé allí, pues hasta el momento los desconocía.

Si hay algo que me fascina hacer durante mis viajes, es probar las comidas locales e interesarme por sus ingredientes y formas de cocción típicas. Es por ello que en Vietnam no pudo faltar un curso de cocina, donde aprendimos a preparar estos pequeños pero deliciosos rollitos rellenos de carne, zanahoria y setas. Pese a que según la zona que visitemos encontraremos diferentes rellenos, se caracterizan por incluir siempre en su relleno algún tipo de proteína (tofu, cerdo, langostinos o la combinación de ambos) y diferentes verduras (cebolleta, setas, zanahoria, brotes de soja,…), así como también podemos encontrar algunas versiones con fideos en su interior.

En Vietnam lo típico es trocear los rollitos y envolverlos en una hoja de lechuga junto con hierbas aromáticas frescas. Se acompañan por la salsa «Nuoc Cham», una salsa dulce y ligeramente picante que acaban de poner la guinda a este rico aperitivo.

Vídeo de la receta paso a paso:

Ingredientes para los rollitos fritos vietnamitas (20 unidades):

  • 20 obleas de arroz
  • 300 gr de carne picada de cerdo
  • 40 g zanahoria
  • 25 g cebolleta
  • 6 champiñones grandes
  • 1 diente de ajo
  • Sal
  • Pimienta blanca
  • Aceite para freír
  • Lechuga, hierbabuena y cilantro para acompañar

Herramientas que necesitaremos para elaborar esta receta:

  • Rallador
  • Paño de cocina de algodón

Elaboración de los rollitos vietnamitas fritos:

  1. Pelar la zanahoria y rallarla muy fina.
  2. Limpiar los champiñones y rallar.
  3. Limpiar la cebolleta y picar muy fina junto con el ajo.
  4. Mezclamos la carne picada con las verduras y salpimentamos al gusto.
  5. Colocamos una oblea de arroz sobre la tabla de cocina, con la parte rugosa arriba y lo humedecemos dándole toques suaves con un paño de cocina húmedo. Es importante no empapar el papel de arroz, pues solo queremos hidratarlo para que se vuelva flexible y podamos doblarlo.
  6. Colocamos una cucharada de relleno en un extremo de la oblea. Enrollamos con cuidado la oblea hasta la mitad y plegamos los extremos laterales hacia el centro, de modo que el relleno no pueda escaparse. Acabamos de enrollar hasta el final; si el rollito no se mantiene cerrado, usamos un poquito de agua a modo de pegamento.
  7. Repetimos el proceso con el resto de rollitos.
  8. Calentamos abundante aceite y los freímos unos 2 minutos para cada lado.
  9. Dejamos escurrir el exceso de aceite en un plato cubierto con papel de cocina.

Cómo servir los rollitos vietnamitas

Justo cuando estén recién fritos y los hayamos dejado escurrir un par de segundos para eliminar el exceso de aceite, los troceamos en porciones de un bocado (si los has hechos pequeños como yo, puedes dejarlos enteros) y los colocamos sobre una hoja de lechuga junto con un poco de cilantro y hierbabuena.

Lo cerramos como si fuera un taco y lo comemos con la ayuda de las manos antes de que se enfríen.

Cómo conservar los rollitos vietnamitas

Siguiendo esta receta nos saldrán 20 unidades, pues la receta está calculada teniendo en cuenta que los paquetes de obleas de arroz suelen incluir 20 hojas.

Una vez tengamos todos los rollitos enrollados y antes de freírlos, podremos congelar la parte que no vayamos a consumir ese día. Se conservarán perfectos unos 4 meses en el congelador.

Cuando queramos cocinarlos, los meteremos en el aceite caliente directamente, sin descongelarlos antes.

Recuerda congelarlos por separado, es decir, en una bandeja cubierta con papel de horno o film y separados entre ellos para que no se peguen los unos a los otros. Una vez estén bien congelados (unas 3-4 horas después), podrás meterlos todos en una misma bolsa de congelación hasta el momento de cocinarlos.


¿Se te antoja?
¡No dudes en probarlo y comentarme el resultado!
.
.
¿Te gustaría recibir en tu e-mail las recetas que vamos publicando? SUSCRIBETE GRATIS y recibe de forma semanal todas las novedades.

Ya sabes que si te gustan mis recetas te invito a seguirme en mi canal de Youtube «Antojo en tu cocina» y en las redes sociales: FacebookTwitterPinterestInstagram. Déjame un comentario con una estrella en cualquiera de ellas para saber que te gusta mi trabajo ⭐⭐

Deja un comentario

Acepto los términos de uso y la política de privacidad

  • Responsable » Maite Sastre (Antojoentucocina.com)
  • Finalidad » gestionar los comentarios y notificarte las respuestas si te has suscrito.
  • Legitimación » tu consentimiento al marcar la casilla de aceptación
  • Destinatarios » los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de SiteGround (proveedor de hosting de Antojoentucocina.com) dentro de la UE. Ver política de privacidad de SiteGround en https://www.siteground.es/viewtos/privacy_policy.
  • Información adicional » Puede consultar información adicional y detallada en nuestra Política de Privacidad y nuestro Aviso Legal.
  • Derechos » podrás ejercer tus derechos, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos remitiendo un correo electrónico a info@antojoentucocina.com.