Helado de oreo muy cremoso {receta con y sin heladera}

Si hay algo que no falta en casa en los meses más calurosos del año es el helado. Hay tantos sabores de helado posibles por hacer y por probar que es difícil quedarse sin ideas. No obstante hoy vengo con uno muy conocido y bastante extendido: helado de oreo.

Como puedes ver, en esta ocasión yo he integrado las galletas oreo perfectamente al helado, de modo que nos quede uniforme y sin trocitos de galleta (si te fijas se aprecian algunos trocitos blancos del relleno). Pero si eres de los que prefiere el helado con trocitos de oreo, te explicaré también cómo tienes que hacerlo. Porque para gustos, colores.

helado de oreo con y sin heladera

Yo preparo siempre los helados caseros con una heladera de cubeta, pero no siempre la he tenido, así que te explicaré cómo hacer el helado tanto si dispones de una heladera como si no la tienes. Te aseguro que el resultado es muy similar e increíblemente cremoso y rico en ambos casos. La única diferencia es que si tenemos una heladera lo tenemos listo de forma más fácil y rápida. Pero cada uno sabe del tiempo del que dispone y sobretodo ¡del espacio que tiene en la cocina para meter más cacharros!

Ingredientes para el helado de oreo:

  • 3 yemas de huevo
  • 4 cucharadas de azúcar invertido
  • 400 ml de nata para montar
  • 300 ml de leche entera
  • 16 galletas oreo

Elaboración del helado de oreo:

Empezaremos preparando la base para el helado. Para ello pondremos en un cazo a fuego medio-bajo la nata, el azúcar invertido y la leche. Una vez estén calientes, añadiremos las galletas oreo picadas y removeremos hasta que se hayan derretido e integrado a la perfección. Ten en cuenta que si añades las galletas en este momento te quedará un helado sin trozos como el mío, si por el contrario quieres conseguir un helado de color blanco con trozos de galleta oreo, las incorporaremos más tarde.

Sin retirar la mezcla del fuego y manteniéndolo a fuego medio (sin llevar a ebullición), añadimos las yemas de huevo y removemos continuamente con unas varillas. Removeremos durante unos 5 minutos aproximadamente, con ello conseguiremos que no se nos queme o pegue al cazo y que poco a poco vaya espesando (como si estuviéramos haciendo natillas).

Pasamos la mezcla a un recipiente de cristal con tapa y lo dejamos reposar en la nevera durante toda la noche. Pasadas unos 8 horas lo tendremos bien frío y con textura parecida a unas natillas, lo que significa que está listo para preparar un helado de lo más cremoso.

En este momento podremos usar el método que más nos guste para preparar el helado, ya sea con o sin heladera –> pincha aquí para ver cómo preparar el helado con y sin heladera. En el enlace te he dejado los pasos a seguir usando el método que prefieras, además de un montón de consejos para conseguir un helado delicioso. Como la explicación es muy completa y detallada, solo voy a hacer un pequeño apunte más.

En caso de querer un helado con trozos de galleta (y no con las oreo integradas en el helado como en mi caso) vamos a añadirlas en un momento diferente en función del método usado:

  • Con heladera de cubeta: añadiremos las galletas troceadas cuando el helado lleve haciéndose unos 10 minutos y empiece a espesar.
  • Con heladera de compresor: las galletas picadas se añaden o bien justo antes de meter la mezcla en la máquina o una vez ya esté cuajado el helado y antes de llevarlo al congelador.
  • Sin heladera: añadiremos los trocitos de galleta cuando veamos que el helado está empezando a cuajar. Si lo hacemos cuando aún está muy líquido, se nos fundirían las galletas y no se apreciarían los trozos.

Y hasta aquí la receta de hoy: con una misma receta podemos obtener dos helados diferentes, según lo prefieras con o sin trozos de oreo. Además podrás prepararlo de 3 formas diferentes (con heladera de cubeta, con heladera de compresor o sin heladera) consiguiendo un resultado profesional con cualquiera de ellos.

Finalmente, lo conservamos en un recipiente de cristal en el congelador, sacándolo unos 5 minutos antes de comerlo para que nos resulte más fácil servirlo.


helado de oreo con y sin heladera

¿Se te antoja?
¡No dudes en probarlo y comentarme el resultado!

Deja un comentario

Acepto los términos de uso y la política de privacidad

  • Responsable » Maite Sastre (Antojoentucocina.com)
  • Finalidad » gestionar los comentarios y notificarte las respuestas si te has suscrito.
  • Legitimación » tu consentimiento al marcar la casilla de aceptación
  • Destinatarios » los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de FastComet (proveedor de hosting de Antojoentucocina.com) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Fastcomet en https://www.fastcomet.com/terms/privacy-policy.
  • Información adicional » Puede consultar información adicional y detallada en nuestra Política de Privacidad y nuestro Aviso Legal.
  • Derechos » podrás ejercer tus derechos, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos remitiendo un correo electrónico a info@antojoentucocina.com.
  • 4 comentarios

    1. Un pinta espectacular!!

      1. Muchas gracias Sussi!! Feliz semana

    2. Que rico, con lo que me gusta el helado casero!
      Bs

      1. Muchas gracias Diana! feliz fin de semana 🙂