Salsa de toffee casera

Sin duda la salsa de toffee es la mejor entre todas las salsas, mi favorita, la que puede acompañar a cualquier tipo de dulce, la que lo mejora todo. Además su elaboración es muy sencilla y rápida, con ingredientes de lo más comunes ¿aun no te he convencido? ¡pues sigue leyendo!
Salsa de toffe casera

Descubrí la salsa de toffee por casualidad, hace cosa de dos o tres veranos, cuando la preparé y la dejé chorrear sobre un gran cuenco lleno de helado de vainilla. Me pasé el verano entero alimentándome casi únicamente de helado de vainilla con salsa de toffee ¿puedes imaginarte la salsa de toffee caliente derritiendo poco a poco el helado de vainilla, haciendo que cada cucharada que tomas sea caliente y helada a la vez? Sin duda alguna es lo mejor del mundo!!

Pero no se queda ahí la cosa, después viene cuando decidí acompañar un buen trozo de brownie recién horneado o una cheesecake bien fresquita con un buen chorro de salsa de toffee casera, o cuando algunos domingos de estos en los que en casa nos levantamos golosos, nos preparamos unas tortitas americanas caseras -en breve tendrás la receta en el blog ;)- y las bañamos en tanta salsa de toffee que ya no sabemos si tomamos tortitas americanas o una sopa de toffee. ¿Y qué me dices de estas tartas de pera con toffee salado?

Salsa de toffe casera
Si quieres ver otras recetas con toffee clica aquí (poco a poco irá subiendo el número de recetas, ya que en casa nos encanta).

Ingredientes para la salsa de toffee casera:

  • 5 cucharadas soperas (bien llenas) de azúcar
  • Unas gotas de jugo de limón o agua
  • 150 ml de nata líquida a temperatura ambiente

Elaboración de la salsa de toffee casera:

En primer lugar colocamos las 5 cucharadas de azúcar en una sartén grande o cacerola junto con unas gotas de limón o agua y los dejamos a fuego medio hasta que el azúcar se haya derretido por completo y adquiera un tono dorado. Si ves que se va derritiendo de forma homogénea no será necesario que remuevas el azúcar; si no es así remueve solo lo necesario con una cuchara de madera.

Salsa de toffe casera

En este momento vamos a añadir, con mucho cuidado, la nata. Digo con mucho cuidado porque al añadir la nata, la salsa de toffee va a subir mucho de forma repentina y se nos podría derramar y/o quemarnos (por eso hay que usar una sartén o cazo grande). Removemos para que se integren a la perfección todos los ingredientes (puede que al añadir la nata se nos hayan formado pequeños cristales de azúcar) y dejamos unos 2 minutos a fuego bajo hasta que tengamos una salsa suave.

añadimos la nata y la mezclamos muy bien con el caramelo.

Y ya la tendremos lista para verter sobre nuestros deliciosos dulces!

¿Se te antoja?
¡No dudes en probarlo y comentarme el resultado!