Palitos de hojaldre con queso y wasabi
Imprimir Receta

Palitos de hojaldre con queso y wasabi - Aperitivo muy fácil

Cómo hacer palitos crujientes de hojaldre rellenos de queso fundido y wasabi. Puedes servirlos fríos o calientes y son perfectos para el aperitivo.
Tiempo de preparación10 min
Tiempo de cocción10 min
Tiempo total20 min
Plato: Aperitivo
Cocina: Japonesa
Keyword: Apetitivo, Hojaldre, Queso, Wasabi

Ingredientes

  • 2 láminas hojaldre
  • Queso rallado cantidad al gusto
  • Wasabi cantidad al gusto
  • 1 huevo batido para dar brillo
  • 1 cda semillas de sésamo

Elaboración paso a paso

  • Extendemos una lámina de hojaldre y la manchamos ligeramente con wasab al gusto. No buscamos untar completamente el hojaldre, más bien pondremos poca cantidad, pues el wasabi es muy picante. Podemos usar una brocha de cocina para hacerlo, ya que no resultará más fácil.
  • Espolvoreamos una buena cantidad de queso rallado por encima y tapamos con la otra lámina de hojaldre.
  • Con la ayuda de un cuchillo afilado o un cortador de pizza, cortamos tiras de unos 2 cm y las enrollamos sobre sí mismas, dándoles forma de espiral.
  • Las colocamos en una bandeja de horno cubierta con papel de horno, ligeramente separadas las unas de las otras y las pincelamos con huevo batido. Espolvoreamos semillas de sésamo por encima para darle un toque crujiente y un extra de sabor.
  • Llevamos al horno precalentado a 180 ºC y horneamos unos 10-12 minutos o hasta que el hojaldre esté dorado.
  • Podemos servirlo tanto frío como caliente.

Notas

Para elaborar estos palitos de queso y wasabi podrás usar el tipo de queso que más te guste. Yo te recomiendo usar un queso de sabor suave y que se funda bien, ya que así apreciaremos más los matices del wasabi.
La cantidad de wasabi va al gusto de cada uno, pero debemos ir con cuidado agregar POCA cantidad, si nos pasamos después picará demasiado. Solo debemos ensuciar ligeramente el hojaldre con el wasabi.
Para darle el toque final yo he usado unas semillas de sésamo bañadas en wasabi que encontré en una tienda japonesa. Si no lo encuentras puedes usar semillas de sésamo blanco, negro o incluso pipas. Al haber pincelado previamente el hojaldre con huevo batido, se pegarán sin problemas.
Podrás servir los bastones de hojaldre con queso y wasabi fríos o calientes. Si quieres servirlos calientes pero no podrás atender la cocina en el último momento, dales forma y deja la bandeja en la nevera. Solo tendrás que ponerla directamente en el horno precalentado unos 15 minutos antes de servirlos.