Imprimir Receta
5 de 4 votos

Brandada de bacalao

Tiempo de preparación10 min
Tiempo de cocción10 min
Tiempo total20 min
Plato: Aperitivo
Cocina: Mediterránea
Keyword: Aperitivo, Bacalao, Dip

Ingredientes

  • 500 g bacalao fresco o desalado
  • 4 dientes de ajo
  • 50 ml leche tibia
  • 300 ml aceite de oliva suave

Elaboración paso a paso

  • Calentar una sartén con un buen chorro de aceite de oliva. Agregar los ajos picados o laminados y dorar con cuidado a que no se quemen.
  • Cuando los ajos empiecen a coger color, agregamos el bacalao troceado y lo cocinamos un par de minutos, hasta que veamos que empieza a desmigarse.
  • En este momento, con la ayuda de la cuchara de madera, lo vamos desmigando.
  • Pasamos el bacalao junto con el aceite en el que se ha cocinado en el vaso de la batidora o en un procesador de alimentos. Trituramos mientras vamos vertiendo el aceite poco a poco en un hilo continuo, reservando unos 50 ml para el final.
  • Agregamos la leche poco a poco, alternándola con el aceite que hemos reservado mientras seguimos batiendo.
  • Poco a poco la mezcla irá emulsionando y obtendremos una brandada cremosa. El último paso será probarlo y corregir de sal si fuera necesario, aunque personalmente no encuentro necesario agregar sal a esta receta.

Notas

A la hora de preparar brandada de bacalao es importante utilizar un aceite de oliva suave, ya que al usar tanta cantidad, si usamos un aceite intenso, aportará demasiado sabor.
La cantidad de líquidos a agregar es orientativa, pues dependerá de la consistencia que queremos darle.
Los ajos aportan un delicioso sabor a la brandada. Podemos regular la cantidad de ajo en función de nuestros gustos, lo único que debemos vigilar es que no se nos queme cuando lo freímos, pues se cocina muy rápido y si lo tostamos de más aportará un sabor amargo.
Para preparar la brandada de balacao podremos usar bacalao fresco, bacalao congelado o bacalao desalado.
Podemos servir la brandada tal cual junto con unos picos de pan o pan tostado, pero también podemos gratinarla al horno. Para hacerlo solo tendremos que gratinarlo en el grill del horno o tostarlo con un soplete hasta que obtengamos una costra dorada. Para aportar más sabor, podemos espolvorear un poco de queso rallado por encima antes de meterlo en el horno.