Imprimir Receta

Sándwiches fáciles para Halloween

3 originales y divertidos sándwiches muy fáciles para preparar con niños el día de Halloween.
Tiempo de preparación15 min
Tiempo total15 min
Plato: Tentempié
Cocina: Americana
Keyword: Bocadillo, Halloween, Sándwich
Raciones: 4 personas

Ingredientes

  • 6 rebanadas pan de molde sin corteza
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Queso en lonchas
  • Chorizo en lonchas
  • ½ pepino
  • 6 aceitunas rellenas de pimiento
  • 1 tomate de restregar

Elaboración paso a paso

Sándwich en forma de ataúd

  • Aliñamos dos rebanadas de pan de molde con aceite de oliva, colocamos el el chorizo loncheado y cerramos el sándwich.
  • Cortamos las puntas superiores y las inferiores tal y como se aprecia en la imagen, intentando darle forma de ataúd.
  • Cortamos dos tiras de chorizo y las colocamos una encima de otra para formar una cruz. La colocamos en la parte superior del ataúd.

Sándwich monstruoso

  • Limpiamos y secamos el pepino y lo troceamos en rodajas del mismo grosor. Cortamos también las aceitunas por la mitad.
  • Aliñamos dos rebanadas de pan de molde con aceite de oliva y restregamos un poco de tomate.
  • Rellenamos el sándwich con queso y chorizo y lo cortamos por la mitad de forma que nos queden 2 triángulos iguales.
  • Le damos forma a los ojos colocando sobre el sándwich 2 rodajas de pepino y media aceituna rellena de pimientos. La lengua y los dientes los haremos recortando de la medida deseada un poco de queso y chorizo.

Sándwich alienígena

  • Troceamos las aceitunas por la mitad y el pepino en rodajas.
  • Aliñamos el pan de molde con aceite de oliva y restregamos un poco de tomate.
  • Rellenamos el sándwich con queso, lo tapamos y lo cortamos por la mitad de modo que obtengamos 2 triángulos.
  • colocamos 3 rodajas de pepino y encima las aceitunas para dar forma a los ojos. Cortamos también unos triángulos de queso y los colocamos alrededor de todo el triángulo para simular colmillos.

Notas

En esta ocasión hemos rellenado los sándwiches de queso y chorizo pero puedes usar cualquier relleno a tu elección.
Dale rienda suelta a tu imaginación para conseguir diferentes monstruos y figuras.
A los niños les encantará pasar el rato inventando monstruos que después podrán devorar a la hora de la merienda.