Torrijas de vino tinto

Las torrijas de vino tinto son un postre tradicional de Semana Santa exclusivamente dirigido a los adultos de la casa. El resultado son unas torrijas tremendamente jugosas y con un intenso sabor a vino tinto.

torrijas de vino tinto

Hacerlas es muy fácil y solo necesitaremos unos pocos ingredientes. Además podremos servirlas tanto frías como calientes con un poco de azúcar glas, canela y/o miel por encima.

Hay infinidad de posibilidades a la hora de preparar torrijas, pues existen las torrijas de leche, las torrijas de chocolate, las torrijas de nata,… y cada casa tiene su receta o modo de hacerlas. Si bien de una casa a otra no suelen variar mucho, a continuación te dejaré cómo preparamos nosotros las torrijas de vino, ya sea con vino blanco, tinto o cava. Sin ninguna duda es el postre perfecto para la Cuaresma.

torrijas de vino tinto

Para hacer unas buenas torrijas, lo recomendable es usar pan duro del día anterior, pues así absorberán una mayor cantidad de líquido y quedarán mucho más jugosas. En el vídeo que te dejo a continuación encontrarás también la receta paso a paso de un pan especial para hacer torrijas, que se caracteriza por tener una miga densa y una corteza fina. Te aseguro que cuando lo pruebes, no las harás con ningún otro pan.

Vídeo de la receta paso a paso

Torrijas de vino tinto

Cómo preparar las auténticas torrijas de vino tinto para Semana Santa. Una receta tradicional muy fácil y rápida para tus postres de Cuaresma.
Raciones 8 unidades
Tiempo de preparación20 min
Tiempo de cocción15 min

Ingredientes

  • 500 ml vino tinto
  • 300 ml agua
  • 225 g azúcar
  • 1 rama canela
  • 1 piel de naranja (sin la parte blanca)
  • 8 rebanadas pan para torrijas casero
  • 2 huevos
  • Aceite suave para freír
  • Azúcar glas, canela o miel para el toque final (opcional)

Elaboración paso a paso

  • Empezaremos preparando la infusión de vino tinto con la que empaparemos el pan. Para ello, en un cazo a fuego medio, colocamos el vino tiento, la rama de canela, la piel de una naranja (sin la parte blanca), el azúcar y el agua.
  • Vamos removiendo de vez en cuando para que el azúcar se integre bien. Cuando empiece a hervir retiramos del fuego y dejamos reposar un par de minutos mientras preparamos el pan.
  • Con la ayuda de un cuchillo de sierra cortamos el pan en rebanadas de 1½ centímetro aproximadamente y las colocamos en una fuente con bordes altos.
  • Vertemos la infusión de vino bien caliente por encima y dejamos reposar unos 10 minutos o hasta que el pan haya absorbido todo o gran parte del líquido.
  • Batimos 2 huevos y bañamos una torrija en el huevo, intentando que nos quede bien cubierta por ambos lados.
  • Cuando esté bien bañada en huevo, la freímos directamente en una sartén que ya tendremos preparada con abundante aceite caliente. Cuando esté dorada por un lado, le damos la vuelta con mucho cuidado. Repetimos el mismo proceso con el resto de torrijas.
  • Cuando las tengamos doraditas, las colocamos en un plato cubierto con papel de cocina para que absorba el exceso de aceite.
  • Servimos las torrijas frías o calientes con azúcar glas o miel por encima.

Notas

Las torrijas de vino se pueden elaborar con cualquier tipo de vino, ya sea blanco o tinto. Será importante que usemos un buen vino, ya que de ello dependerá el resultado final del postre.
Para conseguir unas torrijas o torrejas jugosas, lo ideal es utilizar un pan del día anterior que se nos haya quedado duro, personalmente te recomiendo prepararlas con este pan casero especial para torrijas, te aseguro que el resultado final de las torrijas es completamente diferente y muchísimo más jugoso que si utilizamos cualquier pan comercial.
A la hora de freírlas, te recomiendo utilizar un aceite suave de girasol, ya que no queremos que el aceite aporte sabor a la torrija y esconda todos sus aromas.
Las torrijas pueden comerse tanto frías como calientes. Yo las prefiero calientes, pero frías también están deliciosas, ya que se asemejan bastante a un pudding.
Tanto si te han sobrado algunas torrijas, como si prefieres comerlas frías, las colocaremos en un recipiente hermético preferiblemente de cristal y las dejaremos bien tapadas en la nevera. 
Si te gustan calientes, podrás recalentarlas durante un par de segundos en el microondas antes de servirlas, pues si la hemos empapado bien en la mezcla de leche y nata y ha quedado una torrija jugosa, una vez recalentada quedará como recién hecha. Eso sí, no te pases de tiempo de microondas, pues podría resecarse.

torrijas de vino tinto

Deja un comentario

Acepto los términos de uso y la política de privacidad

  • Responsable » Maite Sastre (Antojoentucocina.com)
  • Finalidad » gestionar los comentarios y notificarte las respuestas si te has suscrito.
  • Legitimación » tu consentimiento al marcar la casilla de aceptación
  • Destinatarios » los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de SiteGround (proveedor de hosting de Antojoentucocina.com) dentro de la UE. Ver política de privacidad de SiteGround en https://www.siteground.es/viewtos/privacy_policy.
  • Información adicional » Puede consultar información adicional y detallada en nuestra Política de Privacidad y nuestro Aviso Legal.
  • Derechos » podrás ejercer tus derechos, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos remitiendo un correo electrónico a info@antojoentucocina.com.
  • 2 Comment

    1. Que interesante, con vino tinto! Tienen que estar deliciosas esas torrijas!
      Besos

      1. Están tremenda, son una receta antigua de las abuelas! muaks