Pimientos asados al ajillo, receta fácil

Los pimientos asados me encantan, ya que no solo son una guarnición sencilla y saludable, sino que también nos sirven para dar color y sabor a ensaladas, como relleno de empanadillas o incluso para elaborar una coca típica de Mallorca.

Pimientos asados al ajillo, receta fácil

Cuando hablamos de pimientos asados no puedo evitar en que son la guarnición perfecta para cualquier plato. En verano me gusta servirlos fríos con ajo muy picadito, perejil y huevo duro troceado. En invierno, cuando el frío apremia y no estamos para platos fríos, los pimientos asados al ajillo son mi guarnición favorita.

Con el toque justo de guindilla y con bien de ajo, así es como me gustan a mí los platos «al ajillo». Si bien me encanta el sabor del ajo y verlo en el plato, he de decir que al comerlo no me gusta encontrarme con grandes trozos, ya que algunos de esos trozos pueden quedar un poco crudos y estropear el plato. Para evitar eso (ya que no soy muy hábil laminando finamente con el cuchillo) he utilizado el Speedy mando de Tupperware para trocearlo. Se trata de una pequeña mandolina con un sistema de seguridad diseñado específicamente para laminar ingredientes pequeños sin el miedo de que podamos cortarnos un dedo.

Pimientos asados al ajillo, receta fácil

ajillal horno

Ingredientes para los pimientos asados al ajillo:

  • 4 pimientos rojos grandes
  • 1 cabeza de ajo
  • Sal al gusto
  • 1 cabeza de ajos
  • Aceite de oliva
  • 1 guindilla (opcional)

Herramientas que necesitaremos para elaborar esta receta:

Elaboración de los pimientos asados al ajillo:

Precalentamos el horno a 180 ºC.

Limpiamos y secamos los pimientos y los colocamos en la bandeja del horno.

Horneamos los pimientos unos 40 minutos o hasta que estén tiernos (el tiempo de horneado puede variar en función del tamaño de los pimientos usados). A los 20 minutos aproximadamente, les daremos la vuelta.

Pimientos asados al ajillo, receta fácil

Cuando los pimientos estén listos, los sacamos del horno y los dejamos templar. Cuando ya podamos manipularos sin quemarnos, vamos a retirar la piel y las semillas con la ayuda de las manos y los trocearemos a tiras. Escurrimos el jugo que hayan soltado y reservamos.

Pelamos los ajos y con la ayuda de la mandolina Speedy mando los laminamos muy finos.

En una sartén a fuego medio agregamos un buen chorro de aceite de oliva, guindilla al gusto y los ajos. Cuando empiecen a dorar (cuidado porque se queman muy rápido) agregamos el pimiento cortado y sazonamos al gusto.

Sofreímos todo junto unos 3 minutos y servimos inmediatamente antes de que se enfríe.


Pimientos asados al ajillo, receta fácil

¿Se te antoja?
¡No dudes en probarlo y comentarme el resultado!

Deja un comentario

Acepto los términos de uso y la política de privacidad

  • Responsable » Maite Sastre (Antojoentucocina.com)
  • Finalidad » gestionar los comentarios y notificarte las respuestas si te has suscrito.
  • Legitimación » tu consentimiento al marcar la casilla de aceptación
  • Destinatarios » los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de SiteGround (proveedor de hosting de Antojoentucocina.com) dentro de la UE. Ver política de privacidad de SiteGround en https://www.siteground.es/viewtos/privacy_policy.
  • Información adicional » Puede consultar información adicional y detallada en nuestra Política de Privacidad y nuestro Aviso Legal.
  • Derechos » podrás ejercer tus derechos, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos remitiendo un correo electrónico a info@antojoentucocina.com.
  • 2 Comment

    1. Que rico! que pintaza mas increible…

      1. Muchas gracias! 🙂