Mini pavlovas con chocolate, coco y fruta

Las mini pavlovas con chocolate, coco y fruta son uno de esos postres con los que no vas a dejar a nadie indiferente. La combinación del crujiente merengue chocolateado, con el suave relleno de nata y coco y la dulce fruta que la cubre es espectacular. Sin ninguna duda es el postre perfecto para acabar una velada de lujo.

pavlova chocolate, coco y fruta

Su elaboración, aunque es un poco laboriosa y requiere que dispongamos de tiempo, no es complicada en exceso, por lo que te animo a prepararlo. Para que sea más vistosa yo he escogido frutos rojos y he añadido unos trocitos de mango cortados en forma de estrella, pero tú puedes escoger la fruta que más te guste o la que esté en temporada.

pavlova chocolate, coco y fruta

Llevaba ya meses y meses con la receta en borradores, pues éste es el postre que preparé para la cena de fin de año. Gustó tanto que desde entonces ya hemos repetido receta un par de veces con diferentes rellenos, aunque de momento éste es mi favorito.

Ingredientes para las mini pavlovas con chocolate, coco y frutas variadas (6 unidades):

Para las pavlovas:

  • 75 gr de chocolate 70%
  • 4 claras de huevo
  • Una pizca de sal
  • 225 gr de azúcar glas
  • 1 cucharada de maizena
  • 1 cucharada de vinagre blanco
  • ½cucharadita de aroma de vainilla

Para el relleno:

  • 400 ml de nata para montar
  • 3 cucharadas de coco rallado
  • Bolitas de chocolate (las mías rellenas de fresa)
  • 40 gr de azúcar glas
  • Fruta variada

Herramientas que necesitaremos para elaborar esta receta:

Elaboración de las mini pavlovas con chocolate, coco y frutas variadas:

Preparamos el merengue y le damos forma a las pavlovas:

En primer lugar batimos las claras a velocidad media, cuando empiecen a montarse agregamos la mitad del azúcar glas y seguimos batiendo hasta que el merengue empiece a formar picos suaves.

Mezclamos bien el resto de azúcar glas y la maizena y los agregamos a la mezcla sin dejar de batir. Agregamos también el vinagre o zumo de limón y batimos un par de minutos más, hasta que el merengue esté brillante y consistente (sabremos que está listo porque aguanta la forma que le demos y podremos hacer picos sin que se derrumben).

Troceamos el chocolate y lo derretimos en el microondas en intervalos de 30 segundos para evitar que se queme. Cuando esté completamente fundido lo dejamos atemperar un poco y, cuando ya no queme, lo vertemos sobre el merengue. Con la ayuda de una espátula de silicona mezclamos ligeramente mediante movimientos envolventes. No queremos que se mezclen a la perfección si no un efecto marmolado. Colocamos el merengue en una manga pastelera con boquilla grande redonda.

Colocamos una lámina de papel para hornear sobre una bandeja de horno y dibujamos la base de las pavlovas para que nos queden del mismo tamaño. Con la ayuda de una manga pastelera le damos forma de cesta, es decir una base de merengue con bordes a los lados y hueco por el centro.

En este momento los horneamos en el horno precalentado a 100 ºC (calor arriba y abajo y sin aire) durante 1 hora y media o hasta que nos queden crujientes y secos. El tiempo de horneado dependerá del tamaño y grosor de las pavlovas. Al hornearlos a baja temperatura conseguiremos que no se doren y conserven ese marmolado tan bonito.

Una vez pasado el tiempo, apagamos el horno y los dejamos dentro con la puerta cerrada hasta que se hayan enfriado por completo. De esta manera evitaremos que se rompan con el cambio brusco de temperatura y acabarán de secar por completo.

Con mucho cuidado vamos a despegarlos del papel de la base. Veremos que nos han quedado crujientes por arriba y abajo, y que son muy ligeros y nada pesados. Eso significa que nos han salido perfectos y están listos para rellenar y decorar.

Rellenamos y decoramos las pavlovas:

Con la ayuda de unas varillas eléctricas montamos la nata junto con el azúcar glas. Agregamos el coco rallado y mezclamos bien sin sobrebatir, ya que se nos cortaría la mezcla. Repartimos la nata entre las diferentes pavlovas.

Pelamos el mango, lo laminamos y lo troceamos. Para que el postre sea más vistoso yo lo he cortado con un cortador de galletas en forma de estrellas pequeñas, pero si no lo tienes puedes hacer taquitos de mango.

Repartimos las frutas y las bolitas de chocolate sobre la pavlova, intentando que nos quede bonita y colorida. En esta ocasión yo usé frutos rojos que tenía congelados, porque preparé el postre un par de horas antes de servirlo y ya estaban descongeladas por entoces.

Conservamos en la nevera hasta el momento de servirlas.


pavlova chocolate, coco y fruta

¿Se te antoja?
¡No dudes en probarlo y comentarme el resultado!

Deja un comentario

Acepto los términos de uso y la política de privacidad

  • Responsable » Maite Sastre (Antojoentucocina.com)
  • Finalidad » gestionar los comentarios y notificarte las respuestas si te has suscrito.
  • Legitimación » tu consentimiento al marcar la casilla de aceptación
  • Destinatarios » los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de FastComet (proveedor de hosting de Antojoentucocina.com) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Fastcomet en https://www.fastcomet.com/terms/privacy-policy.
  • Información adicional » Puede consultar información adicional y detallada en nuestra Política de Privacidad y nuestro Aviso Legal.
  • Derechos » podrás ejercer tus derechos, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos remitiendo un correo electrónico a info@antojoentucocina.com.
  • 2 comentarios

    1. Pero que bonitas te quedaron las pavlovas! Y ya me imagino lo deliciosas!
      bs

      1. Muchas gracias Diana, la verdad es que están deliciosas! feliz semana 🙂