Pan de leche casero ¡extra tierno!

El pan de leche es uno de esos panes que transportan a la infancia. ¿Quién no ha merendado en más de una ocasión un trozo de chocolate metido en un pan de leche abierto por la mitad? La combinación de ambos lo convertían en la merienda perfecta para recargar las pilas y empezar con los deberes o salir a jugar.

Pan de leche casero ¡extra tierno!

Nunca antes había preparado pan de leche, pues es una de esas recetas a las que siempre había temido. El pan de leche debe ser suave, muy esponjoso y lleno de sabor y conseguir todo eso me parecía la mar de complicado. Ha sido gracias al reto #elpanperfecto que me he lanzado a prepararlo y no puedo estar más contenta con el resultado ¡pues ha sido todo un éxito! en mi vida he comido un pan de leche igual. Solo tienes que mirar el vídeo para saber de qué te estoy hablando, pues el pan se presenta a sí mismo. Lástima que no podáis notar el olor y el sabor a través de la pantalla.

Pan de leche casero ¡extra tierno!

Si quieres conocer más sobre este reto panarra, solo tienes que buscar el hastag #elpanperfecto en Instagram el día 11 de cada mes. Ahí, mes tras mes, nos aventuramos con un nuevo pan y vamos subiendo grandualmente la dificultad. Nuestro objetivo es muy complicado: lograr el pan perfecto ¿lo conseguiremos? Yo tengo la convicción de que sí.

Vídeo de la receta paso a paso:

Ingredientes para el pan de leche (16 unidades):

  • 500 gr de harina de fuerza
  • 250 gr de leche
  • 60 gr de agua templada
  • 2 yemas de huevo
  • 15 gr de levadura fresca
  • 60 gr de azúcar blanco
  • 8 gr de sal
  • 50 gr de mantequilla a temperatura ambiente
  • Leche para pintar los panecillos

Herramientas que necesitaremos para elaborar esta receta:

Elaboración del pan de leche:

En primer lugar colocamos la leche en un cazo y la llevamos a ebullición. Recuerda que durante este proceso se evaporará una parte de líquido por lo que pondremos un poco más de la necesaria y la volveremos a pesar antes de añadirla. Antes de que se enfríe, agregamos 60 gr de harina a la leche y mezclamos bien. La dejamos a un lado para que se enfríe.

Disolvemos la levadura en el agua templada. Es importante que el agua no esté muy caliente para no estropear la levadura. La dejaremos reposar unos 10 minutos para que se active.

Pasado el tiempo de reposo de la levadura agregamos las yemas y el azúcar a la mezcla de leche y harina anterior, mezclamos y agregamos la levadura. Volvemos a mezclar y añadimos la harina restante tamizada. Yo lo he integrado primero un poco con una espátula y después he acabado de mezclarlo bien en la amasadora. Tapamos y dejamos reposar la masa unos 20 minutos para que la harina se humedezca bien.

Pasado este tiempo, volvemos a poner la masa en la batidora y la trabajamos con el gancho 5 minutos. Pasado este tiempo, y sin dejar de batir, añadimos la mantequilla a temperatura ambiente y dejamos amasando otros 6-7 minutos más o hasta conseguir una masa muy suave y elástica. Si no tienes amasadora puedes hacerlo a mano, aunque es un proceso algo más engorroso.

Hacemos una bola con la masa, la tapamos y dejamos reposar unos 45 minutos o hasta que haya doblado su volumen. El tiempo que tardará dependerá de la temperatura y humedad del momento.

Sacamos todo el aire de la masa y volvemos a darle forma de bola, tapamos y dejamos reposar nuevamente hasta que doble su volumen. Aproximadamente 1 hora.

Amasamos ligeramente la masa sobre una superficie enharinada, la pesamos y la dividimos en 16 porciones idénticas con la ayuda de una báscula. Damos forma a los panecillos tal y como te enseño en el vídeo, enrollando la masa sobre sí misma. Es importante darles un mismo grosor y forma para que nos queden uniformes.

Los vamos colocando en una bandeja de horno cubierta con papel de horno, es importante dejarlos separados, ya que aumentarán su tamaño. Cubrimos con film transparente que habremos ensuciado previamente con harina para que no se nos pegue a los panecillos y dejamos reposar unos 40 minutos o hasta que doblen su volumen.

Pasado el tiempo les hacemos 3 cortes encima y pintamos con leche.

Precalentamos el horno a 190 ºC con calor arriba y abajo y horneamos durante 15 minutos. Sacamos del horno y los dejamos enfriar sobre una rejilla.


Pan de leche casero ¡extra tierno!

¿Se te antoja?
¡No dudes en probarlo y comentarme el resultado!

Deja un comentario

Acepto los términos de uso y la política de privacidad

  • Responsable » Maite Sastre (Antojoentucocina.com)
  • Finalidad » gestionar los comentarios y notificarte las respuestas si te has suscrito.
  • Legitimación » tu consentimiento al marcar la casilla de aceptación
  • Destinatarios » los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de FastComet (proveedor de hosting de Antojoentucocina.com) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Fastcomet en https://www.fastcomet.com/terms/privacy-policy.
  • Información adicional » Puede consultar información adicional y detallada en nuestra Política de Privacidad y nuestro Aviso Legal.
  • Derechos » podrás ejercer tus derechos, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos remitiendo un correo electrónico a info@antojoentucocina.com.
  • 2 comentarios

    1. Que bien te quedaron, se ven superesponjosos. besinos

      1. Muchas gracias Encarnita! muaaks