Lasaña de acelgas y/o espinacas con queso mascarpone

Preparar lasaña en casa es muy fácil, solo necesitamos seguir unos sencillos pasos para poder disfrutarla. Además, lo que más me gusta de la lasaña casera, es que admite multitud de rellenos. Esto nos permite elaborar infinidad de platos con una misma receta solo intercambiando sus ingredientes.

En esta ocasión, me he decantado por una deliciosa lasaña casera vegetal. Para el relleno he usado una mezcla de hojas de acelga y espinacas, aunque puedes usar solo una de las dos hojas en función de tus gustos.

Lasaña de acelgas y/o espinacas con queso mascarpone

Algunos de vosotros me habéis comentado alguna vez que tenéis problemas para preparar una buena bechamel. Hace un tiempo escribí una entrada en este mismo blog contándote todos los secretos para una bechamel perfecta y sin grumos. Si aun así no hay manera ¡que no cunda el pánico! La de hoy es una lasaña sin bechamel.

Aunque esta lasaña vegetal no lleve bechamel es increíblemente cremosa gracias a las hojas de espinaca y acelga combinadas con el queso mascarpone.

Ingredientes para preparar la lasaña de acelgas con queso mascarpone (para 4 personas):

  • 500 gr (un buen manojo) de acelgas o espinacas*
  • 1 cebolla grande
  • 2 ajos
  • 200 gr de queso mascarpone
  • Pasta para lasaña
  • Sal, pimienta y especias al gusto
  • Salsa de tomate casera
  • Queso rallado al gusto
  • Aceite de oliva

* Podemos usar las hojas verdes que más nos gusten, incluso combinarlas.

Herramientas que he usado para elaborar esta receta:

Elaboración de la lasaña de acelgas (o espinacas) con queso mascarpone:

Empezamos limpiando y escurriendo muy bien las acelgas y/o espinacas. Las cortamos en trozos pequeños (incluyendo las pencas) y reservamos.

Pelamos y picamos la cebolla y los ajos, y los sofreímos en una sartén con un chorrito de aceite de oliva. Cuando la cebolla esté lista, añadimos las acelgas y/o espinacas, salpimentamos al gusto y añadimos las especias que más nos gusten. Yo he añadido un poco de tomillo y nuez moscada. Cocinamos un par de minutos hasta que las hojas reduzcan su volumen.

En este momento, añadimos el queso mascarpone a las verduras y vamos removiendo, poco a poco, hasta que se haya fundido e integrado. Probamos y corregimos el punto de sal en caso de que sea necesario. Retiramos del fuego.

Ahora, prepararemos las hojas de pasta siguiendo las instrucciones del fabricante: algunas vienen precocinadas y se usan tal cual, y otras hay que hervirlas primero. Colocamos una base de pasta en el fondo del molde que vayamos a usar para preparar la lasaña y vertemos una tercera parte de la mezcla de espinacas y/o acelgas sobre ella. Cubrimos con otra capa de pasta y volvemos a poner las verduras, esta vez, la mitad de las que nos queden. Sobre las verduras pondremos una fina capa de salsa de tomate y cubrimos con más pasta.

lasaña acelgas y mascarpone

Finalmente agregamos todas las verduras que nos queden y tapamos con la pasta restante. Cubrimos la pasta con una fina capa de salsa de tomate que, además de dar sabor, evitará que la pasta se queme en el horno, y espolvoreamos con queso rallado al gusto.

Solo nos queda llevarla al horno durante 20 minutos para que se gratine bien. Ya tenemos la lasaña de acelgas y/o espinacas lista para disfrutar.


Lasaña de acelgas y/o espinacas con queso mascarpone

¿Se te antoja?
¡No dudes en probarlo y comentarme el resultado!

Deja un comentario

4 comentarios

  1. Venga. Te lo compro como próximo intento de que el vikingo coma acelgas y no me cueste algún peaje del tipo “vale yo me como esto pero mañana hacemos guacamole para cenar” 🙂

    1. Guacamole para cenar es bien, es muy bien. Me encanta!!
      Ya verás qué rica la lasaña, además muy fácil! muaaaks

  2. A mi me gusta mucho la lasaña y esta te quedó genial, pero creo que mis niños la encontraran muy verde jjjjj .besinos

    1. Si, a los niños hay que darles el verde un poco más escondido jajjaj