Helado de stracciatella

¡Muy buenos días! Por fin ha llegado el día, por fin la primera receta de helado casero!! Como no podía ser de otra forma me he decantado por el helado de stracciatella.

Helado de stracciatella con y sin heladera

No sé qué tendrá el helado de stracciatella, pero desde siempre ha sido mi favorito y el de mi madre (¡hola mami!). Entre las dos nos podemos hacer un mano a mano con un litro de helado en menos de lo que canta un gallo. ¿A que no somos las únicas?

Helado de stracciatella con y sin heladera

Lo más importante antes de empezar a hacer el helado casero, es tener muy presente el cursillo rápido sobre helados que publicaba el miércoles (pincha en el enlace para acceder a él); ya que, como verás, esta receta cumple a rajatabla con todos los requisitos para conseguir un helado casero de calidad profesional. Es cierto que conseguir un buen helado lleva su trabajo: son muchos pasos los que hay que seguir y las mejores recetas llevan todavía más tiempo, ya que no solo es el tiempo de remover, congelar, sacar,… sino que además hay que dedicar un cierto tiempo a preparar la masa para el helado. No obstante te voy a pedir un favor: sigue todas y cada una de las indicaciones para elaborar esta receta y comprueba por ti mism@ que todo este trajín SÍ merece la pena.

Para preparar 1 L de helado casero de stracciatella necesitaremos:

400 ml de nata 35% materia grasa, 400 ml de leche entera, 3 cucharadas de azúcar invertido, 6 yemas de huevo (podrás aprovechar las claras para hacer unos ricos merengues o macarons), 100 gr de azúcar, 1 vaina de vainilla y 200 gr de chocolate (negro o con leche, el que más te guste. Con esta cantidad sale bastante chocolateado, por lo que puedes adaptarlo a tus gustos).

Helado de stracciatella con y sin heladera

Elaboración del helado de stracciatella:

Como decíamos en la famosa entrada sobre la teoría de los helados, uno de los ingredientes básicos para conseguir un buen helado es preparar una crema con las yemas de huevo para darle cuerpo, sabor y cremosidad al helado a la vez que evitamos la cristalización, por lo que este va a ser el primer paso.

Para prepararla empezaremos batiendo las yemas de huevo con el azúcar. Los dejamos apartados hasta que los necesitemos.

En un cazo a fuego medio mezclamos la nata, la leche, el azúcar invertido y la vaina de vainilla abierta por lo largo y lo llevamos a ebullición unos pocos minutos para que la vainilla desprenda su aroma. Retiramos del fuego y sacamos la vaina (que habrá soltado todas sus semillas en la leche).

Sin parar de batir con unas varillas, vamos incorporando la leche caliente en el recipiente donde teníamos los huevos con el azúcar hasta que se integren. Volvemos a colocar la mezcla en el cazo y, manteniéndolo a fuego medio-bajo, batimos continuamente hasta que la crema empiece a espesar. Cuando tengamos unas natillas claritas estará listo. Recuerda que es muy, muy importante que la mezcla no hierva.

Dejamos reposar la mezcla para que coja la temperatura ambiente y la pasamos a un recipiente de cristal (debe ser con tapa), cubrimos con un trozo de film transparente asegurándonos que toca toda la cremita y ponemos la tapa del tupper. Introducimos en la nevera unas 8 horas para que coja consistencia además de estar bien fresquita.

Pasado este tiempo ya tendremos nuestra masa lista para empezar a preparar el helado en sí, pincha aquí para ver cómo continuar según el método que elijas. Lo que sí que voy a añadir es cómo añadir el chocolate según cada método utilizado:

  • Sin heladera o con una heladera con compresor: rallamos el chocolate o lo picamos finamente con un cuchillo afilado y lo mezclamos con la preparación anterior pasado el tiempo de reposo en la nevera.
  • Con una heladera con cubeta de gel (como la de Lidl) o con una tradicional: introducimos el preparado para helado que hemos preparado en la heladera y lo dejamos unos 20 minutos para que coja consistencia. Pasado este tiempo -y sin apagar la máquina- derretimos el chocolate y lo vamos añadiendo en un hilo fino dentro de la heladera mientras ella sigue rodando. Cuando hayamos añadido todo el chocolate dejamos funcionar la máquina unos 5 minutos más y seguimos con los singuientes pasos. Lo más seguro es que queden algunos trozos grandes de chocolate, por lo que los iremos chafando con una cuchara de madera.
pasos a seguir: helado de stracciatella ocn heladera Lidl

¿Qué te ha parecido la primera receta de helado? Admito que es un poco trabajosa, pero es el tiempo mejor invertido, ya que el resultado es espectacular!

¿Qué receta de helado te gustaría encontrar en el blog? Escucho sugerencias para ir haciéndolas todas cuando vaya sacando tiempo.

Helado de stracciatella con y sin heladera

La receta la he visto aquí.

¿Se te antoja?
¡No dudes en probarlo y comentarme el resultado!

Deja un comentario

Acepto los términos de uso y la política de privacidad

  • Responsable » Maite Sastre (Antojoentucocina.com)
  • Finalidad » gestionar los comentarios y notificarte las respuestas si te has suscrito.
  • Legitimación » tu consentimiento al marcar la casilla de aceptación
  • Destinatarios » los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de FastComet (proveedor de hosting de Antojoentucocina.com) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Fastcomet en https://www.fastcomet.com/terms/privacy-policy.
  • Información adicional » Puede consultar información adicional y detallada en nuestra Política de Privacidad y nuestro Aviso Legal.
  • Derechos » podrás ejercer tus derechos, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos remitiendo un correo electrónico a info@antojoentucocina.com.
  • 25 comentarios

    1. Hooolaaa!!!

      Me ha encantado!! Ya leí tu cursillo rápido de helados porque justo el pasado lunes también me compré la heladera del Lidl, y rosita como la tuya también! 😀
      Así que me viene de perlas que empieces con las recetas de helados porque te pienso copiar en unos cuantos seguro, jijiji. Yo sólo he hecho helado casero una vez, fue sin heladera porque no me pude esperar, así que ya tengo ganas de estrenar la mía.
      Te ha quedado un helado especatular, me encanta el colorcito que tiene, yo también empezaría a comer y no podría para, mmm!!!
      1 besazo gordo!!!

      1. Muchas gracias guapa!! la heladera blanca me pareció un poco sosa.. ¡me gusta tener la cocina multicolor! si no todos los cacharros parecen el mismo… jejej un besote, ya verás q de recetas están por venir 🙂

    2. wow, me ha encantado cómo te quedó 🙂 trataré de hacerlo, aunque muero por una heladera para sea mejor y más rápido. saludos y gracias por la receta 🙂

      1. Muchas gracias!! me alegro de que te haya gustado y te recomiendo una heladera, ya que el resultado es buenísimo 🙂

    3. Delicioso helado… me encanta! 🙂
      besos

      1. Muchas gracias!! te invito a un poquito 🙂

    4. Hola Maite. Algo he hecho mal porque no me han quedado los trocitos pequeños de chocolate, se ha mezclado todo…eso sí, de sabor, BUENÍSIMO

      1. aiisss pues no sé! pusiste el chocolate cuando el helado ya estaba cuajado?? es lo único que se me ocurre… porque esta misma receta ya la he preparado unas cuantas veces y nunca se me ha mezclado.. un besote!!