Alcachofas con salsa de almendras

Hoy vengo con una deliciosa receta que descubrí en el blog mastercocinillas.com, un blog de la mano de Jordie, un granadino que, sin dejar de lado la cocina tradicional busca ofrecernos recetas sanas y fáciles. Las alcachofas con salsa de almendras (aquí su versión) es la primera de las recetas que le “robo” ya que todo en su página tiene tan buena pinta que sin duda le copiaré más de una.

Alcachofas con salsa de almendras

La receta de alcachofas con salsa de almendras me vino como caída del cielo, ya que las alcachofas me encantan, pero nunca sé cómo prepararlas más allá de fritas o en guisos, por lo que en cuanto la vi supe que tenía que prepararla lo antes posible, y así fue.

Alcachofas con salsa de almendras

Así que si también te encantan las alcachofas y estás buscando un aperitivo o guarnición exquisita, te recomiendo que te guardes ésta recta, que además de me ha servido de inspiración para otra receta que compartiré en breve en el blog. La salsa de almendras ha sido todo un descubrimiento, pues está riquísima y combina a la perfección tanto con verduras como con carnes.

Ingredientes para las alcachofas en salsa de almendras:

  • 1 kg de alcachofas grandes sin pelar
  • 40 gr de almendras
  • 1 cebolla pequeña
  • 1 tomate
  • 2 dientes de ajo
  • 1 vaso de vino blanco para cocinar
  • 1 limón
  • 1 rebanada gruesa de una barra de pan rústica
  • Aceite de oliva
  • Sal
  • Pimentón (dulce o picante)
  • Pimienta

Elaboración de las alcachofas con salsa de almendras:

En primer lugar pelamos las alcachofas (para este paso puedes usar guantes, ya que nos va a teñir las manos): este paso es muy fácil, aunque a veces nos cuesta saber cuántas capas de hojas debemos quitar para no pasarnos o quedarnos cortos; para hacerlo vamos a quitar las 3 capas de hojas exteriores y miraremos si la mitad inferior (más cercana al tronco) de las hojas de la alcachofa siguen estando duras, si es el caso quitamos una capa más de hojas, si no solo tendremos que cortar la alcachofa por la mitad (a lo ancho) tirando la parte superior y conservando la más cercana al tronco. En este momento la volvemos a partir (esta vez a lo largo) y sacamos la pelusilla de su interior. Ya tenemos las alcachofas limpias.

Mientras limpiamos las alcachofas pondremos una olla con agua al fuego, para inmediatamente después de cortarlas meterlas en el agua y cocerlas, ya que si no se oxidan y se ponen feas (no estarán malas, pero serán negras).

A continuación cortamos las alcachofas en 4 trozos (o en 6 si son muy grandes), intentando que nos queden todos de un tamaño similar. Cortamos el limón en trozos y lo metemos en el agua hirviendo junto con las alcachofas (así evitaremos que se oxiden), añadimos un poco de sal y cocemos unos 15-20 minutos o hasta que estén blanditas (pero que no se rompan), lo iremos comprobando pinchándolas con un tenedor o cuchillo.

Mientras se cuecen las alcachofas picamos la cebolla y la pochamos en una sartén; cuando empiece a estar transparente, añadiremos el tomate y los ajos. En este momento sazonamos al gusto con sal, pimienta y pimentón y dejamos sofreír todo junto unos 2 minutos. Ahora añadimos el vaso de vino blanco y dejamos cocinar unos minutos para que se evapore el alcohol y se reduzca el vino a la mitad. En este momento retiraremos la salsa del fuego y la pasaremos al vaso de la batidora y trituramos bien, hasta conseguir una salsa algo líquida.

En una sartén caliente con un chorrito de aceite de oliva doramos las almendras y el pan, con cuidado, ya que ambos pasan de tostado a quemado en un plis-plas. Finalmente trituramos el pan y las almendras junto con la salsa anterior, de modo que coja consistencia. En este momento iremos jugando con la cantidad de pan a añadir para conseguir una salsa más o menos espesa, eso va a gusto de cada uno.

Finalmente servimos las alcachofas junto con la salsa, acompañadas con unas buenas rebanadas de pan casero para no dejar de mojar!!

Alcachofas con salsa de almendras
¿Se te antoja?
¡No dudes en probarlo y comentarme el resultado!

Deja un comentario

Acepto los términos de uso y la política de privacidad

  • Responsable » Maite Sastre (Antojoentucocina.com)
  • Finalidad » gestionar los comentarios y notificarte las respuestas si te has suscrito.
  • Legitimación » tu consentimiento al marcar la casilla de aceptación
  • Destinatarios » los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de FastComet (proveedor de hosting de Antojoentucocina.com) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Fastcomet en https://www.fastcomet.com/terms/privacy-policy.
  • Información adicional » Puede consultar información adicional y detallada en nuestra Política de Privacidad y nuestro Aviso Legal.
  • Derechos » podrás ejercer tus derechos, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos remitiendo un correo electrónico a info@antojoentucocina.com.
  • 21 comentarios

    1. Hola Maite, si te soy sincera a mí no me gustan las alcachofas, o eso creo porque solo las probé una vez y eran enlatadas… Quizá debería darle otra oportunidad a las alcachofas, esta receta tiene muy buena pinta y me gusta mucho cómo la has explicado, sobre todo cómo se limpian y cortan pues hay personas como yo que no tenemos ni idea. Besos.

      1. Nunca he probado las alcachofas en lata, por lo que no te puedo dar mi opinión al recpecto.. a mí de una forma que me gustan mucho son fritas, las arreglas y cortas según la explicación anterior y las fríes. Como que eso no lleva mucho trabajo, tal vez puedas probarlas así.. cuando frías algo haces 1 o 2 alcachofas ara probar y ya.
        un beso Alicia!!

    2. Que buena la salsa!!besos

      1. ¿Verdad? además pega con casi todo!!

    3. Jamás se me hubiera ocurrido y me parece todo un acierto, que buenas!!!!!!!
      Besazos.

      1. Muchas gracias Alicia!! muaaks