Recetas de albóndigas con tomate para chuparse los dedos

Sin duda, uno de los platos españoles más populares son las albóndigas en todas sus variantes, pero la más clásica es la receta de albóndigas con tomate, todo un clásico en la cocina casera y familiar. Una de las razones por las que este plato es tan popular es por su versatilidad ya que se pueden acompañar con distintas guarniciones y es fácil de conservar.

albondigas

Si quieres saber cómo prepararla para deleitar a tus familiares e invitados, aprende a dar forma a las albóndigas y a hacer una salsa casera de tomate exquisita para chuparse los dedos.

Ingredientes:

  • 700 gramos de carne picada de ternera
  • 300 gramos de carne picada de cerdo
  • 3 dientes de ajo
  • 2 rebanadas de pan de molde
  • Un vaso de leche
  • 1 huevo
  • 1 cucharadita de romero
  • 1 cucharadita de orégano
  • 1 cucharadita de comino
  • 1 cucharadita de pimentón dulce
  • 1 cebolla
  • 1 kg de salsa de tomate
  • 1 hoja de laurel
  • 100 ml de vino blanco
  • 50 ml de aceite de oliva
  • Sal
  • Pimienta al gusto

Pasos a seguir:

  1. Empieza con los condimentos para la carne picada. Coge un mortero donde machacar los ajos junto al romero, la sal, el orégano, la pimienta y el comino e incorpora la carne. Añade también las 2 rebanadas de pan mojadas en leche y 1 huevo para hacer la mezcla. Esto servirá para que el preparado quede jugoso y uniforme. Mueve bien hasta que todos los ingredientes queden bien mezclados.
  2. Prepara las albóndigas. Cuando tengas los condimentos de la carne listos, has bolitas con la carne picada y rocíalos levemente con la harina.
  3. Fríe las albóndigas. En una sartén añade el suficiente aceite para freís las albóndigas y retíralas cuando estén doradas.
  4. Haz la salsa de tomate. Tendrás que picar la cebolla finamente y sofreírla en una cazuela. Cuando la cebolla quede transparente, retírala del fuego y añade el pimentón dulce. Remueve bien. Incluye el vino blanco, la salsa de tomate y la hoja de laurel.
  5. Por último, solo queda añadir las albóndigas y cocinarlas a fuego lento para que se ablanden y la salsa de tomate se haya reducido.

Después de seguir estos pasos tendrás un plato de albóndigas con tomate delicioso que podrás acompañar con diferentes guarniciones, desde patatas fritas o en puré, arroz blanco, pasta o verduras salteadas.

Te recomendamos que hagas albóndigas de sobra para cocinarlas otro día, ya que puedes tenerlas en la nevera hasta 3 días en perfecto estado. Así te ahorrarás parte del proceso para hacer la receta completa.

Deja un comentario

Acepto los términos de uso y la política de privacidad

  • Responsable » Maite Sastre (Antojoentucocina.com)
  • Finalidad » gestionar los comentarios y notificarte las respuestas si te has suscrito.
  • Legitimación » tu consentimiento al marcar la casilla de aceptación
  • Destinatarios » los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de SiteGround (proveedor de hosting de Antojoentucocina.com) dentro de la UE. Ver política de privacidad de SiteGround en https://www.siteground.es/viewtos/privacy_policy.
  • Información adicional » Puede consultar información adicional y detallada en nuestra Política de Privacidad y nuestro Aviso Legal.
  • Derechos » podrás ejercer tus derechos, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos remitiendo un correo electrónico a info@antojoentucocina.com.
  • 2 Comment

    1. Que buenas se ven esas albondigas! En mi casa no fallan!
      Besos

      1. Son todo un clásico, un besazo!