Pollo asado “en bolsa” {tres sencillos pasos}

¿Te gusta el pollo asado pero te preocupa que te quede seco? Pues aquí una fácil solución. La verdad es que la primera vez que vi estas bolsas para asar el horno no me llamaron mucho la atención, pero bajo recomendación decidí probarlas y la verdad es que tampoco están tan mal. Además podemos ahorrarnos algún tiempo, ya que en la bolsa el pollo se asa más rápido y no se nos “escapa” su jugo.

Lo que más me gustó de estas bolsas, aparte de que consigues un pollo muy jugoso, es que las podemos encontrar con y sin especias para condimentarlas, por lo que podemos elegir entre la gran variedad de sabores que nos ofrecen las distintas marcas, así como optar por condimentarlo a nuestro gusto.

Además estas bolsas nos vienen también perfectas para añadirle unas patatas o verduras a la vez que preparamos el pollo (o por si solas, por qué no), por lo que los sabores se integran muy bien.

¿Has probado alguna vez las bolsas para asar? ¿Qué te ha parecido el resultado?

Pollo asado en bolsa: tres sencillos pasos

Ingredientes para el pollo asado en bolsa (para 2 personas):

½ pollo, 1 cebolla, 3 patatas, 1 bolsa para pollo al horno + las especias/condimento que contiene (en esta ocasión yo utilicé una bolsa con condimento de ajo).

Pollo asado en bolsa: tres sencillos pasos

Elaboración del pollo asado en bolsa:

En primer lugar precalentamos el horno a 170 ºC y limpiamos y troceamos el pollo, las patatas y la cebolla.

A continuación introducimos la carne, la cebolla y las patatas en la bolsa. Vertemos en el interior de la bolsa las especias/condimento que nos viene con la bolsa (en caso de que compremos solo la bolsa, vamos a añadir las especias que más nos gusten) y removemos muy bien el interior, de modo que el condimento llegue a todo el pollo.

introducimos los diferentes ingredientes en la bolsa y sazonamos

Cerramos bien la bolsa (con una de las cintas que nos incluye) e introducimos en el horno una hora aproximadamente o hasta que esté completamente asado.

Ya solo nos queda abrir la bolsa (con cuidado a no quemarnos, ya que nos saldrá un vapor muy caliente) y disfrutar!!

¿Sencillo verdad? Además queda muy muy tierno!

¿Se te antoja?
¡No dudes en probarlo y comentarme el resultado!

Deja un comentario