Ensalada templada de trigo sarraceno con remolacha

Esta ensalada templada de trigo sarraceno con remolacha asada, champiñones y avellanas es perfecta para esta época del año en el que la vuelta a la rutina puede con nosotros. Es una receta muy fácil, sana, nos permite prepararla el día antes para llevarla en taper a la oficina y nos dará energía para todo el día.

Ensalada templada de trigo sarraceno con remolacha

El trigo sarraceno es un pseudocereal; no contiene gluten, es más rico en proteína que el resto de cereales (comparado con el arroz, trigo o maíz) y contiene minerales y antioxidantes muy interesantes para nuestra salud. Los hidratos de carbono son su componente principal, pero también contiene proteína y diferentes minerales y antioxidantes. Descubre otros beneficios del trigo sarraceno.

La remolacha, por su parte, es una fuente de minerales y fibra. Contiene potasio (para unos músculos y un corazón sanos), magnesio (fundamental para los huesos, el hígado, los riñones y el páncreas) y es fuente de folfato de vitamina B.

Ensalada templada de trigo sarraceno con remolacha

Ingredientes para la ensalada templada de trigo sarraceno con remolacha (3 personas):

  • 250 gr de trigo sarraceno
  • 4 champiñones grandes
  • 2 dientes de ajo
  • ½ cebolla morada
  • 3 remolachas medianas
  • Un puñado de avellanas
  • Perejil fresco
  • Sal y pimienta al gusto
  • Aceite de oliva

Elaboración de la ensalada templada de trigo sarraceno con remolacha:

En primer lugar precalentamos el horno a 200 ºC.

Limpiamos las remolachas, las colocamos en una fuente para horno, salpimentamos y regamos con un buen chorro de aceite de oliva. Horneamos unos 20 minutos o hasta que al pincharlas con un cuchillo las notemos blandas.

remolachas asadas

En un cazo con abundante agua con una pizca de sal cocemos el trigo sarraceno unos 20 minutos o hasta que esté cocinado. Lo escurrimos.

Pelamos los ajos y la cebolla, los picamos y los sofreímos con un chorrito de aceite de oliva. Agregamos sal al gusto.

Laminamos los champiñones y picamos un poco de perejil fresco, lo añadimos a la sartén y cocinamos 1 minuto con la cebolla. Añadimos el trigo sarraceno y salteamos, todo junto, un par de minutos más para que los sabores se mezclen. Salpimentamos al gusto.

Pelamos las remolachas y las cortamos en dados; las mezclamos con el trigo sarraceno.

Como toque final, machacamos ligeramente un puñado de avellanas y picamos un poco más de perejil. Lo añadimos a la ensalada y mezclamos bien.

Ya tenemos nuestra ensalada templada de trigo sarraceno lista para servir.

* Inspiración

Ensalada templada de trigo sarraceno con remolacha

No me digas que no te ha llamado la atención esta receta. Te animo a que pruebes el trigo sarraceno ¡está muy rico!

Ensalada templada de trigo sarraceno con remolacha

¿Se te antoja?
¡No dudes en probarlo y comentarme el resultado!

Deja un comentario

2 comentarios

  1. El sarraceno en grano mola, pero mucho muchísimo. Son de esos granos canijillos que se pueden usar para casi cualquier cosa y están tan buenos!

    1. Era mi primera vez! seguiré indagando recetas, me ha gustado mucho 🙂