Cheesecake de limón {tarta fría sin horno}

El buen tiempo y el calorcito se acercan, por lo que ha llegado el momento de prescindir del horno y buscar elaboraciones fáciles, rápidas y refrescantes. Por eso hoy te traigo una deliciosa cheesecake de limón o tarta fría de limón sin horno.

tarta limon sin horno

Esta tarta fría de limón no puede ser más fácil, con un intenso sabor a limón y con una rica base de donuts. Para elaborarla no necesitaremos horno, y la tendremos lista en unos pocos minutos.

En esta ocasión yo la he hecho con sabor a limón, pero si lo prefieres puedes cambiarlo por cualquier otro cítrico: naranja, lima o pomelo.

tarta limon sin horno

La receta de hoy la hemos elaborado para participar en el reto alfabeto dulce, donde los ingredientes escogidos para este mes han sido el limón y los donuts. Espero que os guste nuestra aportación!

Ingredientes para la tarta de limón sin horno (para un molde de 20 cm):

  • 4 donuts
  • 100 ml de nata
  • 200 gr de queso tipo philadelphia
  • 200 ml de leche entera
  • 100 ml de leche condensada
  • 4 hojas de gelatina
  • 120 gr de zumo de limón (unos 2 limones)
  • Ralladura de los 2 limones
  • 250 ml nata 35% MG + 1 cucharada de azúcar glas
  • Opcional: 1 gota de colorante amarillo en gel

Herramientas que he usado para elaborar esta receta:

cheesecake de limón sin horno

Elaboración del cheesecake de limón sin horno:

En primer lugar hidratamos las 4 hojas de gelatina en agua fría durante 5 minutos.

A continuación, en una cacerola a fuego medio, mezclamos la nata, la leche, el queso y la leche condensada. Removemos con una cuchara de madera hasta que el queso se haya derretido. Dependiendo de la marca del queso, puede que no se funda por completo y nos queden grumos, podemos triturar la mezcla con una batidora de mano para que todos los ingredientes se integren a la perfección.

Retiramos la mezcla del fuego y añadimos las hojas de gelatina escurridas, el zumo de limón y la mitad de la ralladura de limón. Si quieres conseguir un tono amarillo como en mis fotos, puedes añadir una gotita de colorante amarillo. Mezclamos bien y dejamos enfriar a temperatura ambiente unos minutos.

Mientras, cortamos los donuts a trozos pequeños y los colocamos en el fondo del molde, presionando con los dedos para formar una base compacta.

Vertemos sobre la base la mezcla de limón y dejamos enfriar en la nevera durante toda la noche para que se cuaje.

Al día siguiente, montamos la nata con una cucharada de azúcar glas, desmoldamos la tarta y la cubrimos con la nata. Decoramos espolvoreando el resto de ralladura de limón por encima.

tarta limon sin horno

No te quedes sin probar este irresistible cheesecake de limón, sin necesidad de encender el horno para hacerla. A todos les encantará.

cheesecake de limón sin horno

¿Se te antoja?
¡No dudes en probarlo y comentarme el resultado!

Deja un comentario

12 comentarios

  1. Me encantan las tartas de queso y esta encima sin horno, ideal para los calores que se avecinan!!!!
    Una propuesta estupenda.
    Besotes

    1. maite dice: Responder

      Muchas gracias por pasarte!! un beso bonita 🙂

  2. Sin horno, que bien para hacer en el calor, se ve muy buena!
    Bs!

    1. maite dice: Responder

      Muchas gracias!! 🙂

  3. Me encantan los postres con queso y sin horno. Receta ideal para la época que nos llega. Muy bonito y seguro que muy bueno. Besos

    1. maite dice: Responder

      Muchas gracias Patty, entonces he acertado! me alegro de que te guste, un beso!

  4. Que bonito te ha quedado! Y al ser frío y de limón, refresca un montón! Me ha salido un pareado… Gracias! Besotes!

    1. maite dice: Responder

      Gracias!! es perfecto para el veranito 🙂 muaaks

  5. Original y deliciosa, me ha encantado.
    Besos y feliz puente!

    1. maite dice: Responder

      Gracias guapa! feliz semana

  6. Buena propuesta, me ha encantado !! Pronto habrá que hacerla!! Besos

    1. maite dice: Responder

      Muchas gracias! Feliz semana