Caldereta de pescado | Receta de Navidad

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on PinterestShare on YummlyPrint this pageEmail this to someone

La caldereta de pescado es un plato perfecto para celebrar la navidad junto a nuestros amigos o familiares. Su elaboración es muy sencilla, solo nos requiere algo de tiempo y a todos suele gustar. Lo que más me gusta de esta receta es que, siguiendo una misma receta, podemos conseguir sabores distintos solo cambiando el pescado y/o marisco utilizado. En esta ocasión yo me he decantado por una caldereta de pescado de roca con gambas, almejas y mejillones.

Esta receta la he guardado en el tintero nada más y nada menos que un año entero, pues esto es el primer plato que serví las navidades pasadas a mi familia. De segundo plato serví lomo relleno de manzana, orejones y arándanos. El postre fueron unas delicadas trufas de zanahoria y coco y, aunque es un poco pronto pero a todos nos encanta, un roscón de reyes relleno de crema de turrón de jijona.

Los aperitivos fueron sencillos de elaborar, pero variados. Si quieres tener más opciones, te dejo un par de recetas muy fáciles y económicas para preparar estas navidades.

Ingredientes para preparar caldereta de pescado de roca (para 8 personas):

  • 1 pimiento rojo
  • 2 tomates
  • 2 zanahorias grandes
  • 1,400 kg de pescado de roca
  • 3 cebollas mediana
  • 5 dientes de ajo
  • 8 gambas
  • 16 mejillones
  • 16 almejas
  • 1 vaso vino blanco
  • ½ vaso coñac
  • 2 hojas de laurel
  • Aceite de oliva
  • Sal y pimienta al gusto
  • 1 guindilla seca
  • 1 manojo de perejil
  • Agua

Elaboración de la caldereta de pescado:

En primer lugar colocamos las almejas en un recipiente, las cubrimos con abundante agua fría con abundante sal y las dejamos reposar durante 1 hora. De esta forma irán soltando toda la arena que puedan contener. Pasado este tiempo, las sacamos con las manos y las colocamos sobre un colador (es importante no volcarlas sobre el colador, ya que volveríamos a tirar la arena que está en el fondo del recipiente sobre ellas). Las enjuagamos con abundante agua.

A continuación, limpiamos el pescado y lo cortamos en trozos del tamaño deseado, reservando las cabezas, espinas y colas para preparar el caldo de pescado.

En una olla colocamos las cabezas, espinas y colas de los pescados junto con una cebolla pelada y cortada en cuatro trozos, 2 ajos, 1 tomate cortado en 4 trozos y un manojo de perejil. Salpimentamos al gusto, cubrimos con abundante agua y dejamos cocinar a fuego bajo durante 40 minutos. Pasado este tiempo, colamos con un colador fino y solo reservamos el caldo.

Aprovechamos el tiempo en el que se cocina el caldo de pescado de roca para preparar el resto de ingredientes. Pelamos las cebollas, las zanahorias y los ajos y los picamos finamente. Rallamos el tomate y picamos el pimiento rojo. Reservamos.

Limpiamos las gambas y los mejillones. Salpimentamos las gambas.

Calentamos una sartén, añadimos un chorrito de aceite de oliva y marcamos las gambas por ambos lados. Solo buscamos que cojan algo de color, pero nos tienen quedar un poco crudas. Las sacamos de la sartén y las guardamos para más tarde.

En la misma sartén, en la que habrá quedado el jugo de las gambas, añadimos un poco más de aceite y doramos los ajos picados. Añadimos la cebolla y el pimiento rojo picados y el tomate rallado. Cuando empiecen a estar cocinados, salpimentamos al gusto y añadimos las 2 hojas de laurel y la guindilla.

En este momento añadimos el coñac y el perejil picado. Dejamos cocinar todo junto otro par de minutos. Añadimos el vino blanco, las almejas y los mejillones. Dejamos cocinar todo junto hasta que las conchas se abran. Retiramos del fuego y separamos las almejas y mejillones de la verdura.

Si nos gusta una caldereta muy fina, trituramos la verdura junto con un vaso del caldo de pescado que hemos preparado. También podemos dejar la verdura sin triturar, como he hecho yo en esta ocasión.

En una olla grande mezclamos el picadillo junto con el caldo de pescado y los trozos de pescado. En caso de que sea necesario añadimos más agua (tiene que cubrir el pescado) y dejamos cocinar otros 30 minutos, todo junto. Probamos de sal y corregimos si es necesario. En este momento añadimos las gambas, los mejillones y las almejas y cocinamos 5 minutos más para que acaben de hacerse. Dejamos reposar unos 15 minutos con el fuego apagado antes de servir.

¿Se te antoja?
¡No dudes en probarlo y comentarme el resultado!
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on PinterestShare on YummlyPrint this pageEmail this to someone

Deja un comentario

4 comentarios

  1. Algo así haremos como entrante esta nochebuena. Haremos? Eso me gustaría, haré es más exacto 🙂

    Y de segundo, dejaremos en el horno del pueblo la carne, que no estoy yo para andar trasteando 🙂

    1. Eso del horno del pueblo suena genial. La calderata da un resultado espectacular sin dedicar un tiempo excesivo, por eso me gusta tanto. Creo que me apunto a celebrar nochebuena con vosotros :p

  2. Se me antoja, se me antoja! Oye, menudas almejotas tenéis en Baleares, no??

    1. De lo bueno, lo mejor :p jajaj un beso preciosa!