Blaa pan {con aceite de coco}

Con el reto de bake the world hoy amanecemos en Irlanda con uno de sus panes más típicos pero, desgraciadamente, muy desconocido en el resto del mundo. Un pan con un nombre un tanto curioso, pero con una miga muy tierna y suave: pan blaa.

Blaa pan {con aceite de coco}

Con el fin de obtener un pan lo más saludable posible he querido darle mi toque personal, por lo que he sustituido la manteca o mantequilla con la que se elabora tradicionalmente por aceite de coco, una grasa mucho más saludable y que, a pesar de llevar una cantidad mínima, ha aromatizado el pan de forma muy sutil y especial, obteniendo un resultado magnifico y un perfume maravilloso que se extendió por toda la casa durante horas ¡por eso me encanta hacer pan!

Blaa pan {con aceite de coco}

Como verás a continuación es un pan que requiere de varios tiempos de reposo y amasados, pues solo de este modo conseguiremos activar el gluten de forma correcta, consiguiendo un buen resultado. Como puedes ver en las fotos, yo he optado por hacer un solo pan, pero el pan blaa es tan tierno que es perfecto para hacer panecillos individuales para sándwiches o hamburguesas.

Para preparar el pan blaa necesitaremos:

500 gr de harina de fuerza, 10 gr de sal, 10 gr de aceite de coco (o mantequilla/manteca), 12 gr de levadura fresca, 10 gr de azúcar y 275 gr de agua caliente (pero que no queme).

http://www.antojoentucocina.com/search?q=hamburguesa

Elaboración del pan blaa:

Empezaremos disolviendo el azúcar y la levadura en el agua caliente (es muy importante que no queme para no estropear la levadura).

Tamizamos la harina y agregamos el agua con la levadura, el aceite de coco y mezclamos un poco con las manos, añadimos la sal y amasamos enérgicamente unos 7 minutos hasta conseguir una masa elástica.

Dejamos reposar la masa en un bol cubierto con film unos 45 minutos. Volvemos a amasar y dejamos reposar la masa durante 15 minutos más.

Pasado este tiempo dividiremos la masa en el número de panecillos deseados (yo me salté este paso, pues solo hice un pan grande) y los colocamos en una fuente o bandeja apta para horno ligeramente engrasada con aceite de coco (o la grasa que hayáis utilizado para hacer el pan). Finalmente lo dejamos reposar 50 minutos más para que la masa doble su volumen.

Precalentamos el horno a 210 ºC y horneamos el pan durante 25-30 minutos. En caso de hacer panecillos individuales el tiempo de horneado rondará entre los 15-20 minutos aproximadamente, dependerá del tamaño.

Blaa pan {con aceite de coco}

Ya tenemos el pan blaa listo para disfrutarlo. No hay nada mejor que comer una rebanada de pan recién horneado, sobretodo si tiene un ligero aroma a coco que perfuma toda la casa ¿verdad?

Blaa pan {con aceite de coco}

En la foto se puede apreciar la corteza crujiente y la esponjosa miga. ¡No te quedes sin probarlo!

Blaa pan {con aceite de coco}
¿Se te antoja?
¡No dudes en probarlo y comentarme el resultado!

Deja un comentario

17 comentarios

  1. Con aceite de coco! Madre mia lo tengo que intentar porque se ve buenisimo!
    Bs!

  2. Con esa colección de ingredientes, conseguiste un pan Blaa magnífico!!! y el formado particularmente perfecto!!! Nos encontramos en el próximo reto Bake the World!! Besos,

  3. Que pinta más buena!. Nunca había oído hablar de este tipo de pan. Supongo que se podrán añadir semillas y otras cosas para enriquecer más el pan. Aunque sin nada ya viste mucho. Un besazo muy grande y continua así.

    1. Gracias Ana! la verdad es que yo tampoco y nos ha encantado!! seguro que repetimos, y lo de las semillas me lo apunto! muaaaks

  4. Lo del aceite de coco le tiene que dar un toque mu exótico.

    Bss

    Elena

  5. Muy original tu blaa, siempre aprendemos cosas, Gracias por tu aportación.
    Un abrazo
    Vicky

  6. Que buena idea hornearlos en pirex, mejor para sacar unas buenas rebanadas para la merienda.
    Abrazos panarras.

    1. Así me he asegurado de que mantenga la forma y quede bien grandote jejej saludos y hasta el reto que viene 🙂

  7. Pues está bien en este formato, ha sido una idea magnífica. Un besote, nos vemos en la próxima