Albóndigas rebozadas con salsa de queso

¿Que nunca has rebozado una albóndiga? Yo hasta el momento jamás lo había hecho ni visto, pero al ver que me sobraba carne picada y un platito con lo necesario para rebozar decidí probar, y es que ¡me encantan los rebozados crujientes!

Albóndigas rebozadas

En casa nos han encantado, por lo que he decidido compartir la receta contigo, no vaya a ser que te quedes sin probarlas. Además su elaboración es bastante rápida, por lo que no tienes excusa para no probarlas!

Albóndigas rebozadas

No te quedes sin preparar estas albóndigas rebozadas con salsa de queso con las que sorprender a tus invitados. Además es una receta de lo más versátil, ya que puedes servirlas a modo de entrante o como acompañamiento; puébalas también para darle un toque crujiente a tus ensaladas!

Parar preparar las albóndigas rebozadas necesitaremos:

1/2 kg de carne picada (puedes usar la que más te guste), 1 cebolla pequeña, 3 ajos, sal y pimienta, 2 huevos, 1/2 taza de pan rallado y 1/2 taza de harina de maíz gruesa. Además necesitaremos: aceite para freír y salsa de queso para acompañarlas.

Elaboración de las albóndigas rebozadas:

Mezclamos la carne picada con la cebolla y el ajo rallado, salpimentamos al gusto y preparamos unas bolitas con la masa resultante. No debemos preparar las albóndigas muy grandes, ya que así quedarán más bonitas y se cocinaran mejor y más rápido.

A continuación preparamos un plato con los huevos batidos con una pizca de sal, y otro plato con una mezcla de el pan rallado y la harina gruesa de maíz. Ya lo tenemos todo listo para rebozar ¿recuerdas los consejos para conseguir un rebozado perfecto? En primer lugar pasaremos las albóndigas por el huevo batido y después por la mezcla de pan rallado; pero eso no es todo, sino que vamos a volver a pasarlo por huevo y después por el pan rallado, presionando bien con las manos para que quede muy bien empanado.

hacems una bola con la carne, la rebozamos y freímos.

Ya solo nos queda freír las albóndigas rebozadas en abundante aceite caliente unos minutos hasta que queden doradas. Las colocamos en un plato con unas servilletas absorbentes para eliminar el exceso de aceite.

escurrimos las albóndigas rebozadas sobre papel absrbente

Finalmente servimos acompañadas de una rica y casera salsa de queso.

Albóndigas rebozadas
¿Se te antoja?
¡No dudes en probarlo y comentarme el resultado!

Deja un comentario

19 comentarios

  1. Pues no, nunca se me ha ocurrido rebozar una albóndiga, jajajaja….pero sólo de ver la pinta tan rica que tienen las tuyas voy a probar…
    Y ahora me voy a ver esa salsita de queso.
    Besos.

    1. Mil gracias por pasarte y comentar! un besazp enorme guapa!! 🙂

  2. Claro que se me antoja! Creo que voy a tener que dejar de seguir tu blog, es incompatible con querer adelgazar! jajaja. Un beso!

    1. Tranquila.. que yo también quiero intentar adelgazar.. si te fijas de cada vez voy poniendo recetas más ligeras y saludables, aunque en toda dieta no puede faltar algún que otro capricho 😉 jajja un besote 🙂